6 ideas en redes sociales para crear concursos y promociones de la #biblioteca

Imagen relacionada

 

Post original publicado por Fernando Gabriel Gutiérrez el 9 de junio de 2017 en Infotecarios

Las bibliotecas necesitan entretener, implicar a los usuarios en las redes sociales. No quedarse en la postura unidireccional de mostrar solamente las actividades que realizan. Los concursos y promociones son ideas para implementar y cruzar ese puente que separa a las instituciones culturales con los usuarios. Para que verdaderamente los usurarios sean parte del staff. Aquí les dejo 6 sencillas ideas para llevar a cabo concursos y promociones en las redes sociales.

  1. Planificar 6 juegos para Facebook de la biblioteca (para publicar uno cada dos meses).

    • La idea es que los mejores comentarios o los más reflexivos se lleven un premio. Por ejemplo, escribe una frase incompleta para que los usuarios la terminen, pregunta a los usuarios cómo quieren que sea el próximo servicio de la biblioteca o diseña una imagen relacionada con la biblioteca con dos opciones para que los usuarios digan cuál es su favorita y por qué.
  2. Organiza en 3 concursos con temáticas realcionadas al mundo de la lectura y los libros con un hashtag para Instagram (uno por trimestre).

    • En los tres casos, invita a los usuarios fans de la biblioteca a subir fotos en su perfil con una temática relacionada el mundo de la lectura y un hashtag. Las mejores imágenes se podrían visualizar en una página del sitio web de la biblioteca creada en exclusiva para cada campaña.
  3. Encuentra qué 2 causas solidarias puedes apoyar al año y diseña 2 imágenes personalizadas con tu logo para compartir en Instagram.

    • Invita a tus usuarios fans de la biblioteca a publicar esa foto en su perfil o que hagan un repostcon un hashtag. Por cada usuario que lo lleve a cabo, donarás unos centavos o pesos (o la cantidad que te puedas permitir) a alguna asociación relacionada con la causa.
    • Imagen relacionada
  4. Prepara 3 concursos para Twitter y lanza uno por trimestre, siempre con un hashtag propio.

    • Por ejemplo: crea un tweet con una imagen e invita a los fans a que le pongan un título (gana la frase más creativa), escribe un tweet original y que los usuarios lo retuiteen para entrar en tu sorteo, o haz una pregunta y las 3 mejores respuestas tendrán premio.
  5. Llevar a cabo un concurso de la biblioteca en vídeo para Youtube donde los fans demuestren habilidades creativas (baile, canción, receta, proceso de maquillaje…).

    • Haz una página en tu web con las bases y un formulario para que puedan subir el vídeo. Promociona el concurso en tus otras redes sociales. Después, realiza una lista de reproducción en tu canal de Youtube con los videos de los usuarios participantes.
  6. Promocinar la conexión offline-online.

    • Cada vez que la biblioteca organice un evento o actividad en la biblioteca, habilita una zona de photocall para que la gente se haga fotos y las suba a Twitter o Instagram con un hashtag. Las publicaciones que tengan más likes entran en el sorteo de un lote de tus productos..

¿Qué ideas se te ocurren?. ¿Te parecen viables en tu biblioteca?. Cuentanos tus experiencias

Anuncios

21 acciones para que las bibliotecas sean más atractivas en facebook

Facebook

Publicada originalmente en Infotecarios el 15 de noviembre de 2016

Las bibliotecas en facebook pueden implementar innumerables acciones que no solamente tienen que ver con publicar o promocionar servicios. En este post quiero recomendar 21 acciones para hacer del sitio de la biblioteca en facebook más atractivo y un espacio de interacción con los verdaderos destinatarios del servicio: los prosumidores 2.0.

  1. Estudia con Facebook Insights qué contenidos de tu fanpage de la biblioteca han tenido más participación hasta la fecha. Intenta sacar un patrón común que exprese cuáles son los tipos de publicaciones que deberías repetir y cuáles dejar de hacer.
  2. Observa qué tipo de publicaciones puedes crear para fomentar la participación de los usuarios de la biblioteca en facebook. ¿Preguntas en tus publicaciones? ¿Propones algún reto a tus fans? Sin participación en Facebook será difícil crecer por medios orgánicos sin necesidad de recurrir a los anuncios pagos.
  3. Indaga cuáles son tus mejores horarios de publicación en el facebook de la biblioteca. Tus fans serán mucho más participativos en una horas que otras, así que los horarios son fundamentales. En cada sector son diferentes. Puedes ayudarte con las estadísticas de página de Facebook.
  4. ¿Tienes fans en diferentes idiomas? Segmenta tus publicaciones en idiomas y descubrirás otro mundo. Hay muchos tipos de segmentaciones, pero la del idioma es la que mejor funciona ya que todo el mundo tiene su Facebook en un idioma determinado.
  5. Estar al pie del cañón en Facebook de la biblioteca todos los días es complicado. Mi propuesta es que dediques un día de la semana o al mes a programar todas tus publicaciones y así no necesitas ser creativo todos los días.
  6. Crea un grupo privado de Facebook en el que ofrezcas algo muy especial a tus usuarios más importantes de la biblioteca. Así conseguirás fidelizarlos y tendrás un contacto directo con ellos. Es una oportunidad importante para convertir a tus usuarios en en embajadores de tu marca.
  7. Date de alta en grupos privados afines a tu temática en los que poder participar como bibliotecario para promocionar acciones de la biblioteca. Allí puedes dialogar y comentar sobre las novedades y contenidos de tu sector, y de vez en cuando compartir tus propios contenidos.
  8. Haz un listado de páginas de Facebook de bibliotecas en las que puedas participar con el perfil de tu biblioteca o tu perfil bibliotecario. Facebook es el mayor foro del mundo, y no todos están en tu muro. Sal ahí fuera y piensa contenidos que vayan a pegar en esas páginas.
  9. Recopila fotos de tus usuarios (con su permiso) y hazles protagonistas en la página de la biblioteca. Si puedes incluso etiquétales para llevar la conversación con ellos a Facebook y así sea visible para todos y para futuros usuarios.
  10. Realiza un collage con fotos de los empleados de la biblioteca. Humaniza la marca “biblioteca” y hazles también protagonistas a los trabajadores y profesionales que trabajan en ella en Facebook. Facebook está hecho para las personas y ponerlas en valor siempre es positivo.
  11. Recopila las fechas más importantes o hitos de tu biblioteca y publica en pasado. Etiqueta o menciona a personas para activar la participación en esas fechas antiguas de tu timeline.
  12. Pídele a los usuarios más fieles de la biblioteca que te den una puntuación y una recomendación en tu página. Las estrellitas son muy visibles y las recomendaciones pueden influir en futuros usuarios.
  13. Define un sistema para monitorizar mensajes privados que llegan a la página de la biblioteca.Ahora Facebook dice el tiempo medio de respuesta de cada página, así que te conviene contestar rápido. Puedes usar Hootsuite, Zendesk u otros sistemas para enterarte enseguida.
  14. Reactiva las conversaciones cada cierto tiempo. Puedes mencionar a todas las personas que hayan comentado una publicación y así continuar un diálogo que de más visibilidad a publicaciones antiguas.
  15. Edita publicaciones antiguas para incluir emoticonos. Puedes usar Emoji Input si usas Google Chrome, o copiarlos y pegarlos desde Getemoji. A partir de ahora úsalos siempre.
  16. Rediseña la imagen de portada de la página de la biblioteca para que sea más llamativa y más creativa.
  17. Si tienes una página y un perfil personal de biblioteca, fusiónalas para evitar duplicidades y problemas con facebook. Debes poner primero a las dos el mismo nombre y hacer una copia de los datos del perfil personal.
  18. Publica un álbum de fotos con las mejores fotos del mes, del año, de algún evento o de un día importante en tu biblioteca. Si puedes etiqueta a las personas usando tu perfil personal e emails para que tengan muchas más participación.
  19. Aprovechar los memes del momento para crear alguna versión graciosa y divertida en la que la gente pueda verse reflejada y quiera compartirla con la biblioteca.
  20. Investiga las aplicaciones para páginas en Facebook y da de alta alguna para la página de la biblioteca. Puedes visibilizar en tu página tus cuentas de otras redes, informar de tus servicios, conseguir suscriptores por correo…
  21. Personaliza las pestañas y aplicaciones de la página de la biblioteca subiendo una imagen para cada una de ellas. Mejoras el branding y la imagen de tu Fanpage de la biblioteca.

 

Cómo usan twitter las bibliotecas universitarias argentinas

 

Post original publicado por Fernando Gabriel Gutiérrez en Infotecarios

twitter

En esta entrada realizaré una breve resumen de los resultados del artículo “Aproximaciones a los usos y apropiación de Twitter en bibliotecas universitarias de Argentina”, cuyos autores son los colegas Claudia Nora Laudano, Javier Planas y María Inés Kessler, publicado en “Anales de Documentación, 2016, vol. 19, nº 2. Y por último, enumeraré una serie de recomendaciones para usar twitter para bibliotecas que ya publicamos en el sitio de LABIAR20.

El estudio realizado de carácter exploratorio, comprendió el análisis de las bibliotecas universitarias de tres instituciones nacionales de Argentina: Universidad Nacional de Córdoba (UNC), Universidad de Buenos Aires (UBA) y Universidad Nacional de La Plata (UNLP). A través de los sitios web oficiales de cada una se relevaron los de la totalidad de las unidades académicas y, a partir de allí, se detectaron los de 43 bibliotecas. Consignan que  no tomaron en consideración las bibliotecas universitarias centrales de la UNC y de la UNLP, dado que los objetivos institucionales de cada una las separan del resto del conjunto.

Antecedentes en Argentina

En 2012 con el grupo Laboratorio de Bibliotecas Argentina en la Web Social (Carolina De Volder, Yanina González Terán y el autor de este post) presentamos en la 10a Jornada sobre la Biblioteca Digital Universitaria Argentina, la ponencia “Microblogging: el caso Twitter en bibliotecas universitarias argentinas“. En esa oportunidad entre los resultados llegamos a encontrar 15 cuentas de bibliotecas universitarias pertenecientes a 8 universidades nacionales. Como dato que nos llamó la atención, la mayor cantidad de cuentas se iniciaron en el 2010. Donde después se estabilizó la cantidad de bibliotecas que se iniciaron en esta red de microblogging. Y el mayor uso que nos contestaron fue como canal de difusión de canales propios.

En esa época la red de microblogging más utilizada seguía creciendo entre los usuarios, pero en las bibliotecas llegamos a la conclusión que todavía era una herramienta por explorar y con pocas cuentas que habían decidido utilizarla.

Ahora sí, vamos a los resultados de la investigación reseñada, del artículo “Aproximaciones a los usos y apropiación de Twitter en bibliotecas universitarias de Argentina”:

Resultados

  • Sobre las 43 bibliotecas universitarias estudiadas solo 12 utilizan Twitter. Un número bajo.
  • La mayoría de las bibliotecas que tienen cuenta en twitter tienen cuenta en facebook.
  • El 50 % de las bibliotecas en twitter no posee enlace de acceso desde sus sitios web institucionales. Lo que ocasiona que los usuarios tienen que realizar estrategias de búsquedas de localización no inmediatas para encontrar la cuenta.
  • En la mayoría de las cuentas y los perfiles de twitter de las bibliotecas no hay descripciones de los servicios, horarios e información de interés.
  • La elaboración de la red de contactos se alcanza en la primera fase de uso de twitter por parte de las bibliotecas universitarias.
  • En la medida en que las bibliotecas ganan experiencia en el manejo de las redes sociales como una de las modalidades de comunicación, la frecuencia de uso fluye con mayor regularidad. Como comentario personal a este resultado, lo leo de otra manera. Quizás la mayoría de las bibliotecas “innovadoras” o que más antiguo comenzaron con esta red virtual, son las que tienen mayor apertura a la cultura digital que las demás. Esto estaría por indagar.
  • El potencial de intercambio comunicacional entre biblioteca-usuario no se da. Es decir, twitter no se usa como herramienta de comunicación interactiva. Como observación profesional se desaprovecha su uso.
  • Los seguidores de las cuentas de las bibliotecas en twitter rara vez interactúan con ella. Como comentario personal, tampoco se demuestra lo contario.
  • Las novedades concernientes al ámbito universitario (institución mayor) parecen ser las más valoradas por los usuarios, que las incorporan en sus propias cuentas —a fin de alertar a sus compañeros o colegas—. Entre los favoritos se destaca la información que corresponde a otras bibliotecas, una cuestión que está más relacionada con la dinámica de trabajo del personal bibliotecario que con el interés de sus lectores.
  • Las bibliotecas universitarias en twitter no utilizan retuits.
  • Llama la atención, asimismo, la regularidad de los rubros efemérides y protocolo, cuya frecuencia de aparición es semejante en las cuentas de cada establecimiento. Comentario personal: esto dennota un uso no profesional de la cuenta.
  • Las bibliotecas enfatizan la difusión de los servicios por twitter. Comentario personal: uso limitado de la herramienta.

Conclusiones

Desde mi punto de vista y en relación a lo expresado por los autores, acuedo con que este trabajo se confirma la baja utilización de la herramienta. Y desde mi punto de vista, muestra la forma limitada utilizada de la herramienta por las pocas bibliotecas que tienen sus perfiles en twitter. Esto habla de una necesaria formación en el manejo de los Social Media en general y su planificación, y de twitter en particular.

Se plantea de la necesidad de la capacitación del personal permanente y necesaria y de darle un espacio a los Social Media en el trabajo cotidiano de los bibliotecarios, y no como un espacio que hay que estar por estar por parte de las bibliotecas.

Mi pregunta en base a la lectura de este trabajo: ¿las bibliotecas no saben comunicarse con los usuarios a través de los Social Media, en este caso twitter, o son los usuarios que no encuentran sentido para hacerlo con las bibliotecas, o no le dan la importancia necesaria desde las políticas de las bibliotecas universitarias a tal tarea?.

Recomendaciones para el uso de twitter por parte de las bibliotecas

Para terminar, y como complemento les dejamos una serie de recomendaciones para utilizar twitter en las bibliotecas:

 1) Descubrir fuentes: encontrar y seguir a otros usuarios.

En la actualidad es muy común que las instituciones ofrezcan un espacio en Twitter, y lo promocionan desde sus sitios institucionales. Las bibliotecas pueden encontrar en esta red social otras bibliotecas, unidades y centros de investigación, librerias, organizaciones académicas y de investigación, prensa local, organismos gubernamentales. Y cada vez con más frecuencia usuarios, docentes e investigadores que comparten información de primera mano y de interés para la comunidad.

2) Seguir hashtags, guardar búsquedas, gestionar listas de usuarios.

Cada biblioteca sirve a una comunidad de usuarios y sigue novedades sobre determinados temas. El seguimiento de hashtags facilita la puesta al día sobre un determinado tema, así como las búsquedas que pueden realizarse en Twitter, las cuales pueden guardarse para futuras consultas.

La gestión de listas facilita el seguimiento de usuarios o perfiles de interés que la biblioteca puede tener o no en su red de contactos. Es muy recomendable analizar y seguir listas que estos usuarios han creado, de esta forma es posible encontrar perfiles acordes a nuestros intereses, y con cierto nivel de confianza y credibilidad. Algunas bibliotecas por razones de política de contenido no siguen a ningún usuario, pero es probable que tengan listas creadas donde poder buscar perfiles interesantes.

3) Conectar el servicio con otros dispositivos.

La posibilidad que ofrecen los dispositivos móviles facilita la actualización permanente y agiliza la comunicación con el usuario. Que la biblioteca utilice Twitter y el usuario disponga de un dispositivo móvil, convierte a la biblioteca en un cómodo servicio portátil. Las actualizaciones no necesariamente deben ser mensajes puros de Twitter (contenido escrito y publicado directamente en el servicio).

4) Integrar el servicio en o desde otros perfiles de la biblioteca.

El contenido a publicar puede provenir de otros servicios o perfiles que la biblioteca tenga en otras redes sociales. La biblioteca puede conectar su cuenta de Twitter dando permisos a otras aplicaciones para que publiquen contenido. De esta forma, la biblioteca puede mantener una actualización periódica de contenido en Twitter, haciendo fluir allí la actividad de su blog, de su canal en Youtube (videos subidos, videos agregados a listas de reproducción, valoraciones), su página en Facebook, entre otros.

De la misma manera, puede configurar e integrar sus actualizaciones de Twitter en el OPAC de la biblioteca, en su blog, en el sistema integrado de gestión, y si mantiene y gestiona, en el repositorio institucional de su organización.

5) Interactuar con los usuarios.

La interacción puede manifestarse de diferentes maneras:

  • utilizando un RT (retuit);

  • a partir de una mención: incluído en un agradecimiento, una respuesta, una pregunta, un simple mensaje, una recomendación;

  • incluir un usuario dentro de una lista creada por la biblioteca;

  • utilizar hashtags en nuestros mensajes;

  • marcar un tuit como favorito;

  • participar en campañas que promuevan causas de interés común con la comunidad.

Interactuar o conversar con los usuarios es una práctica recomendable si lo que buscamos es acercarnos y comunicarnos con los usuarios. En palabras de Bell Stevens (Stevens, 2009), es importante tener personalidad y construir comunidad. Cada biblioteca definirá su propio estilo conjugando ciertas variables: misión y objetivos de la biblioteca; perfiles o tipología de usuarios; gestión de contenidos en canales tradicionales y nuevos medios, entre otros.

6) Gestionar el servicio desde sitios externos.

Algunos lectores de canales o RSS ofrecen opciones para compartir, y entre otros servicios figura la publicación en una cuenta de Twitter. En los mismos sitios web o blogs, cada entrada o artículo puede ofrecer la posibilidad de tuitear el contenido. Los navegadores más populares ofrecen complementos o extensiones que facilitan la gestión de contenidos y mantenimiento del espacio en Twitter. Otras herramientas ofrecen la posibilidad de programar mensajes, un recurso muy útil para los períodos de receso o días no laborables. Todas estas herramientas facilitan el mantenimiento del servicio, independientemente de quiénes sean responsables de su puesta al día.

Extracto del texto: Microblogging: el caso Twitter en bibliotecas universitarias argentinas